4 comentarios el “El club de las poetas suicidas.

  1. Pobrecitos, no encontraron el sentido de la vida, su confianza la pusieron en alguien o algo que no les satisfizo. Eran sensibles y gozaban y sufrían; pero se equivocaron o no tuvieron fuerzas para soportar una realidad adversa. Perdieron toda esperanza. ¡Qué horror!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.